viernes, junio 03, 2005

El ritual




El ritual.
Margaret Mahy.
Ediciones B, 1988.
Colección Vía Libre.
239 páginas.


Llegué a este libro gracias a la recomendación de una amiga y le estoy sumamente agradecido por ello, porque ha supuesto un verdadero descubrimiento.

Margaret Mahy es una escritora neozelandesa de la que no se puede decir que haya sido poco publicada en nuestro país, puesto que hay varios libros suyos dispersos en distintas colecciones de temática juvenil. Lo que sí ha sido, desde luego, es injustamente tratada. Si los demás tienen la calidad de El ritual, es una autora a seguir.

Laura vive en una pequeña localidad de Nueva Zelanda junto con su madre divorciada, y su hermanito de tres años, Jacko. Su vida sería tan rutinaria como la de cualquier otra adolescente del lugar si no fuera por un pequeño detalle: Laura tiene premoniciones que le avisan de cuándo algún suceso no deseado va a trastornar su vida. Aunque procura evitar que se cumplan, suelen ser tan irremisibles como el destino. Y su última premonición y el cuidado que pone en evitarla no impiden que un súcubo, bajo la apariencia de un inofensivo anticuario, posea a su hermanito y comience a absorber su vida poco a poco. Para que la asista en su lucha contra el súcubo, Laura decide pedir ayuda a Sorry, un joven de un curso superior al suyo del que Laura sospecha que es un brujo.

Con este punto de partida, Mahy construye una novela deliciosa de principio a fin en la que su tratamiento del fantástico recuerda no poco a otro grande del género: Jonathan Carroll. Al igual que éste, Mahy introduce lo insólito como en sordina, poco a poco y con total naturalidad. Lo fantástico está tan perfectamente imbricado con lo cotidiano que en ningún momento chirría la trama, ningún pasaje choca por muy fantasioso que pueda ser.

Margaret Mahy resulta ser, además, una escritora exquisita, con una preciosa narrativa, y sabe conjugar sin esfuerzo el desarrollo de la trama fantástica con una excelente caracterización de personajes, desde los adolescentes que comienzan a descubrir al sexo opuesto, hasta los adultos que, en el fondo, están tan perdidos como los adolescentes.

Por supuesto, me he lanzado sin pérdida de tiempo a la búsqueda de otros libros de la autora (sobre todo, de El catálogo del Universo, del que también me han hablado maravillas), pero hasta ahora he tenido poco éxito. La mayor parte está ya descatalogada y la preceptiva consulta en Iberlibro ha producido pocos frutos. Por el momento, seguiré acudiendo a la bien surtida biblioteca de mi amiga.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pues es muy posible que si el jueves día 1 pasas por la librería te encuentres con un ejemplar de "El catalogo del universo"

11:00 p. m.  
Blogger fjvidiella said...

Estupendo. Va a resultar que esto de los blogs tiene su utilidad y todo :-)

1:32 p. m.  
Blogger Juanma said...

Tanto El ritual como El catálogo del universo me gustaron mucho en su momento. La segunda es mucho más atrevida: te está contando (entre otras cosas, se entiende) el primer polvo de una niña de catorce años, y lo hace con una delicadeza (y por supuesto, muchos sobreentendidos, porque es una novela juvenil) dignos de admiración.
Muy buena autora.

12:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home